Barra de vídeo

Loading...

miércoles, 1 de junio de 2016

Es bueno regalar un perro de compañía a un adulto mayor



Hoy les voy a contar la relación que mi suegra tenía con su perro, era su compañero, era un perro faldero que no se le despegaba ni por un instante y la cuidaba durante todo el día. Llegaron a  tener una buena relación, él se le metía entre las piernas y la seguía a todas partes, no dejaba que se le acercara cualquiera, solo los muy conocidos, comía junto a ella y dormía al pie de su cama.
Cuando ella salía a la calle por lo general se ponía triste y unos 20 minutos antes de que era llegaba el perro se ponía en alerta, se paraba en la puerta o la ventana y esperaba que llegara, movía la cola en forma desesperada o ladraba hasta el agotamiento una vez que la veía.
Que pasaría por la mente de este animal para comportarse de tal manera?
Pues hoy vamos a tratar de explicar esa relación que existe entre un humano y un animal porque su comportamiento raya en la obsesión por un dueño o amo.

LA RELACION HUMANO-ANIMAL
En los tiempos modernos, la continuación de esta relación de        compañía entre los seres humanos y los animales es muy evidente. En 2001 los investigadores observaron que alrededor de la mitad de los hogares británicos tenían mascotas (Nafsted et al, 2001). En 2009, 172 millones de perros y gatos fueron registrados como mascotas en los EE.UU. (American Pet Products Association, 2009). En el mismo año, más de dos tercios de los hogares australianos tenían una mascota (Madera [ó], 2009). Todas las fuentes señalan que la mayoría de los dueños de mascotas consideran a su mascota como un     miembro importante de la familia. Si bien el número de animales de compañía en los diferentes países generalmente no es claro, en 2008 investigadores llegaron a un estimado de 704 millones de animales- 432 millones de perros y 272 millones de gatos - en todo el mundo (Batson, 2008).Relación Humano-Animal Mientras que esta temprana relación de compañía humano-animal se cree que fue puramente práctica - tal como el pastoreo, el control de roedores y otras plagas, y la protección de los seres humanos -     se piensa que los rasgos de comportamiento animal fueron                  determinantemente selectivos para las prácticas de cría con el fin de promover la compañía humano-animal y el vínculo de apego (Virués-Ortega et al, 2012).

LOS ANIMALES COMO MASCOTAS

Aparte de los animales domésticos, los seres humanos y los animales disfrutan de una relación de beneficio mutuo - como los animales entrenados para ayudar a los agricultores, las personas con una discapacidad, los oficiales militares y de aduanas, así como para actividades de ocio con niños y adultos por igual. Estos, sin embargo, no son el tema central de este estudio. Conocida como "capital social", esta conectividad demuestra tener efectos positivos para el sentido de comunidad en cuanto a su propia salud, así como la salud fisca de una sociedad (Consejo Australiano de Compañía Animal, 2009). Sobre la base de este estudio, la organización Petcare Information and Advisory Services de Australia (PIAS) (2009) desarrolló un manual de ayuda para las  comunidades y aprovechar el "poder de las mascotas”, describiéndolo como un importante papel para conectar a la comunidad a través de voluntarios, ejercicio y la interacción social  entre mascotas y personas. PIAS utilizó este manual y otros estudios asociados para someterlos a revisión de la Ley de Inquilinos (1995) ante el Gobierno Australiano del  Sur (2012), pidiendo cambios en la Ley para impedir la discriminación contra los inquilinos dueños de mascotas socialmente responsables.Un estudio de la Universidad de Australia Occidental (UWA) encontró que más de la mitad de todos los propietarios de perros y algo menos de la mitad de los dueños de mascotas en general, confirman que conocen a más personas en su vecindario a causa de su mascota; y más del 80 por ciento de los dueños de perros conversan con otras personas cuando salen a  pasear a sus perros (Wood et al, 2005).Las mascotas también son estudiadas por su percepción de compañía, contacto físico, disminución del estrés y vivencia de un duelo para las personas mayores (Raina et al, 1999). Sin embargo, sus propietarios pueden a veces tener dificultades para cubrir las necesidades de su mascota o acceder al cuidado veterinario oportuno.  Estos programas desempeñan un papel significativo a través de alianzas entre diferentes sectores, incluidos los servicios de geriatría, servicios de bienestar animal, oficinas gubernamentales, servicios recreativos, servicios de apoyo a la comunidad e instalaciones para cuidados graves y de largo plazo. En línea con el creciente impulso en algunas partes del mundo desarrollado para ayudar a las personas mayores a vivir de manera independiente, se han implementado programas de voluntariado y otros de apoyo comunitario para ayudar al cuidado de la o las mascotas de adultos mayores. Los animales como mascotas Se han realizado estudios comparativos sobre la salud de dueños de mascotas y la de los que no la tienen, ambos en relación a la salud física y a la percepción de su salud y bienestar personal (Headey, 1999; Pachana et al, 2005; Raina et al, 1999; reportado en Virués- Ortega et al, 2012).

Este segmento lo tomé de un estudio muy serio que realizó una ORG y les dejo el link por si desean leer el reporte completo, vale la pena para los muy estudiosos del tema.

http://www.ifa-fiv.org/wp-content/uploads/2015/01/Companion-Animals-and-Older-Persons-Full-Report-Spanish.pdf


Me gustó mucho esta nota también, de un blogger y quiero compartirla con ustedes para que puedan decidir que animal sería el mejor para un adulto mayor. Me tomo la libertad de copiar el articulo completo porque me parece que no hay nada que añadirle.

http://blogperro.blogspot.mx/2013/04/perros-compania-ancianos.htmlBlog Perro

Las personas mayores necesitan y aprecian la compañía de un perro probablemente más que cualquier otra persona de otra edad. Lo principal a tener en cuenta para un anciano que va a tener un perro es que si la persona es mayor a los 65 años, lo recomendable es tener un perro que sea adulto y no un cachorro por la educación previa que implica. Por lo tanto adoptar un perro adulto de un refugio podría ser una mejor opción.

Un perro puede ser la mejor medicina que un médico puede prescribir a una persona solitaria y de la tercera edad. Ya que tendrá en un perro un compañero, alguien a quien cuidar, cepillar, alimentar, hablar, jugar y ser responsable. Un perro puede ser exactamente lo que la persona mayor necesita.

Pero ¿Cuáles son las mejores razas de perros para una persona de la tercera edad? Por lo general los perros pequeños son los preferidos por las personas mayores, ya que son más fáciles de manejar y de mantener. Lo que implica que los pequeños animales son ideales para las personas ancianas a diferencia de los perros grandes.

Como se puede ver los perros son grandes compañeros para las personas ancianas y solitarias, pero hay algunas cosas que se deben conocer antes de aventurarse a la crianza de un perro, sobre todo para las personas mayores de edad.

ADVERTENCIA.

Nunca regalar un perro a un anciano sin su previa consulta y consentimiento. Siéntese con papá o mamá o la persona anciana a la que se quiere dar un perro. Juntos deben tomar conciencia y hacerse preguntas sobre la posibilidad de criar un perro, estas preguntas pueden ser: ¿Están listos para alimentar, pasear, recoger caca, hacer ejercicio y jugar con un perro por los próximos 10 a 15 años? ¿Pueden ser responsables con las visitas anuales al veterinario? Después de esta discusión, entonces, se puede tomar la decisión de tener un perro.


Los perros pueden tener diferentes temperamentos y actitudes dentro de una raza determinada, dependiendo de muchos factores que van desde la forma en que fueron educados por el criador, hasta por el medio ambiente en la que crecieron, e incluso factores hereditarios. Es posible que al momento de adoptar un perro, éste pueda resultar algo travieso o por lo contrario totalmente tímido, de todos modos un perro adulto se puede adaptar a la situación en la que debe vivir todo con paciencia y amor del nuevo propietario que en este caso sería una persona anciana.
Ahora que conocemos los beneficios que traen los perros a las personas de la tercera edad, es momento de conocer los mejores perros de compañía para ancianos. He aquí algunas sugerencias:

1. Raza mestiza.

Has leído bien. La primera opción para tener un perro de compañía para un anciano es uno que usted escoja en un refugio de animales. Tienen algunos de los mejores perros que jamás se puede encontrar y la mayoría de estos lugares tienen un personal que puede ayudar a encontrar lo que necesita, a un precio asequible.

El perro que se obtiene no tendrá que ser un cachorro, no tendrán que ser capacitado en la obediencia y tendrá una idea de cómo comportarse en el mundo del humano. Claro, puede que tenga que hacer un poco de entrenamiento, pero no tanto como si usted compraría un cachorro. Por lo tanto, intente conseguir un perro mestizo.

2. Yorkshire Terrier (Yorkie)

Este pequeño perro alerta y animado se encuentra cerca de los 20cm de altura y además es un perro faldero cariñoso y feliz que siempre estará alerta a los extraños. El Yorkie necesita un cepillado diario y caminatas al aire libre. También les encanta jugar en la casa con una pelota u otro juguete. Los Yorkies no arrojan pelo. Este es un gran perro de compañía que es leal a su familia y le encanta vivir en un apartamento junto a la gente.

3. Boston Terrier.

El Boston Terrier es un pequeño y lindo perro que se encuentra entre 35cm y 45cm de altura, con una esperanza de vida de 10 a 14 años. Este perro es un compañero leal con la familia, le encanta pasear y jugar con pelotas o simplemente pasar el rato en la casa. Sus necesidades de ejercicio son mínimas, es un excelente perro guardián, arroja poco pelo por lo que necesita un cepillado regular para quitar el pelo muerto de su abrigo. El Boston Terrier es una de las mejores opciones para las personas mayores.

4. Pug.

El Pug pesa entre 6kg y 12kg, y mide entre 22cm y 27cm. El Pug es un poco juguetón con bajos requisitos de ejercicio, a pesar de que son entusiastas y les gusta presumir. Ellos son buenos perros de familia, son cariñosos y les encanta ser incluido en cualquier actividad de la familia. Son simpáticos y amables, pero no siempre con los extraños. El Pug es un perro faldero y una buena elección para una persona de la tercera edad.

5. Schnauzer miniatura.

Esta es una muy buena opción, con un peso de 6kg a 8kg y de 30cm a 35cm de altura, con una esperanza de vida de 12 a 15 años. El Schnauzer miniatura es un perro juguetón, curioso, valiente y una de las razas más sociables. Les encanta jugar y hacer tonterías. Se trata de una raza de perro bien educada, cariñosa, gentil y amable, muy obediente y le gusta estar en el centro de actividades de la familia, un verdadero "mejor amigo". El Mini Schnauzer ama a la gente y otros perros, por regla general, a pesar de que es un buen perro guardián.

6. Shih Tzu.

Estas joyas pesan 5kg a 7kg y miden al rededor de 20cm a 27cm de altura, con una esperanza de vida de 14 a 16 años. El Shih Tzu es un valiente, dulce, pequeño perro faldero que le encanta jugar y retozar en la casa. Es afectuoso con la familia y los niños mayores. Este es un perro que necesita mucho de la compañía humana y su atención. Las necesidades de ejercicio son mínimas. No es un buen perro guardián. No arrojan pelo, pero necesita un peluquero cada 6 a 8 semanas y las necesidades de peinado y cepillado diario.

7. Bulldog francés

Este perro pesa entre 8kg y 12kg, mide al rededor de 20cm a 27cm de altura, con una esperanza de vida de 9 a 11 años. Esto perro es un poco gracioso y un excelente perro faldero. Les encanta jugar, son afectuosos y cariñosos, especialmente con su dueño, tienden a ser un perro de una sola persona, favoreciendo y protegiendo a su amo sobre todos los demás. Sin embargo es alerta, independiente y quiere complacer a los demás. No se puede realizar demasiadas actividades físicas con ellos o van a desarrollar problemas respiratorios. El Bulldog francés derrama poco pelo, por lo que deben cepillarse para eliminar el pelo muerto. Las arrugas en su cara deben limpiarse diariamente.

8. Cocker.

El Cocker pesa alrededor de 10kg a 12kg y mide entre 38cm a 40cm, con una esperanza de vida de 14 a 16 años. El Cocker es juguetón, sensible, dulce, sensible, dispuesto a complacer y obedecer los deseos de su familia. Es un robusto muchachito, tranquilo que se sienta en silencio esperando su atención. Este es un perro muy sociable y tiene que ser parte de su familia, incluso si es sólo una persona. Algunos pueden ser temperamentales, pero no con su dueño, sino con otros animales y personas extrañas.

9. Chihuahua.

Este pequeño perro pesa entre 1kg a 2kg y mide entre 12cm a 22cm, tiene una esperanza de vida de 15 a 18 años. Los chihuahua tienen un buen montón de energía y prefieren unos revolcones en la casa para una siesta en el sofá. Este perro es bueno para salir y correr con los niños, pero tenga cuidado, son frágiles. El Chihuahua será muy protector con su dueño y es un buen perro guardián. Fácilmente puede convertirse en un perro de interior. Jugar en casa es suficiente para hacer ejercicio pero hacerlo al aire libre es mucho mejor. Los Chihuahua, son leales y dispuestos a complacer a su familia y son mascotas ideales para personas de la tercera edad que quieran concentir y compartir unos buenos años con un perro pequeño.

10. Bichon Frise.

Este pequeño perro viene en blanco y sólo pesa 4kg a 6kg y pueden medir entre 25cm a 30cm, con una esperanza de vida de 12 a 15 años. El Bichon es animado, juguetón, curioso, amable, gentil perro de familia. Estos perros llenarán la vida de un anciano con diversión, emoción, ternura. Lo negativo de este tipo de perro es que son propensos de sufrir la ansiedad de separación si se deja solo por mucho tiempo. El Bichon es un buen compañero para las personas mayores, ya que prefieren estar en casa la mayor parte del tiempo. Es un perro faldero muy cariñoso y se lleva bien con los niños mayores de 6 años de edad. Solo necesitan ejercicio moderado, un paseo de unos cuantos pasos al día y tal vez lanzar la pelota son suficientes para mantenerlo físicamente saludable. Es un buen perro guardián. Casi nunca tiene desprendimiento de pelo pero necesitan cepillado del pelo todos los días.


Como pueden leer hay buenas opciones para regalar a mamá, papá o los abuelos, claro está, con el consentimiento de ellos porque quienes lo van a querer y cuidar serán los adultos y terminarán siendo sus dueños.

Espero que les haya gustado la nota y no dejen de darle LIKE a la pagina de Facebook para aumentar el numero de lectores, también pueden compartir la nota con sus amigos y conocidos, y como siempre si desean recibir el blog directamente a su mail no dejen de suscribirse en la casilla que se encuentra arriba del lado derecho.

Saludos y hasta la próxima.




Publicar un comentario